EXPANSION.COM.Por Laura Saiz

Las grandes operaciones de fusiones y adquisiciones entre empresas previstas para 2016 harán que los abogados especializados en esta práctica sean los más buscados por las firmas de ‘headhunters’.

“Especialidad derecho penal-tecnológico, 3 o 4 años de experiencia y dominio de inglés para nuestra oficina en Madrid”. Esta oferta de trabajo la colgó el despacho Ecija Abogados este mismo mes en su perfil de Twitter. Cualquier canal de comunicación es bueno para encontrar el mejor profesional para reforzar un departamento, sobre todo ahora que a los headhunters se les multiplica el trabajo y les cuesta más encontrar los letrados que cumplan 100% con los requisitos que establecen los bufetes.

Aunque las plantillas de los despachos de abogados ya empezaron a incrementarse ligeramente en 2014, las contrataciones aumentaron de manera mucho más clara el presente año, una tendencia que se disparará en 2016. Los expertos consultados por EXPANSIÓN auguran una “gran demanda” de todo tipo de profesionales, desde los abogados con tres o cuatro años de experiencia hasta socios. “Los departamentos se quedaron en mínimos durante los años de la crisis y ahora es totalmente necesario ampliar los equipos en todos los perfiles para poder afrontar la carga de trabajo que no para de crecer”, apunta Silvia Pérez-Navarro, socia directora de Iterlegis.

Por áreas

Lógicamente, los bufetes van de la mano del mundo empresarial y la demanda de profesionales responde a las necesidades de las grandes compañías, sus principales clientes, que son las que marcan el camino a las firmas de menor tamaño. Así, en los años más duros de la crisis, el interés de, por ejemplo, letrados especializados en concursal o laboral fue muy alto, a la vez que los de inmobiliario iban dejando los despachos para dar paso a otro tipo de perfiles.

El año 2016 consolidará una tendencia ya iniciada en el presente año: los especialistas en M&A (fusiones y adquisiciones, en sus siglas en inglés) serán los profesionales más demandados este próximo ejercicio. Ignacio Bao, presidente de Signium International Spain, recuerda la intensa actividad internacional que hay en esta área y pronostica que, por ejemplo, la gran fusión entre Pfizer y Allergan, que ha dado como resultado el mayor grupo farmacéutico del mundo, será una de varias grandes operaciones que veamos en los próximos meses.

De la misma opinión es Paula Fuentes, socia directora de F&B Consultores, quien considera que los abogados de financiero también tendrán una gran acogida en 2016. Esto es debido a la modificación de muchas normativas en esta área, que obligan a encontrar perfiles muy especializados que conozcan y, a ser posible, hayan trabajado ya con estas novedades.

A pesar de haber atravesado años complicados, los abogados de inmobiliario vuelven a ocupar el podio de las contrataciones. Los que decidieran no reconvertirse durante la crisis ahora tendrán muchas posibilidades de cambiar de trabajo o mejorar sus condiciones laborales, ya que las operaciones inmobiliarias de gran calado vivirán un buen momento en 2016. Muchos fondos siguen viendo muy interesante el mercado español, a lo que se suman entidades que se fijan en las carteras del Sareb o en los centros comerciales.

Otras de las áreas de práctica que también tendrán movimiento en los próximos meses serán tanto la de capitales como la de deuda, junto a la de procesal. El aumento de las operaciones en Bolsa y las necesidades de las compañías de financiarse a través de productos híbridos complejos requieren especialistas.

Por tamaño de bufete

Los grandes despachos internacionales serán los que lideren las contrataciones en 2016, según Ignacio Bao. “Las operaciones que empresas extranjeras han iniciado fuera, pero finalizan en España, han hecho que estos despachos sean los que más estén creciendo y los que más busquen perfiles de altísimo nivel”, insiste. Serán, por tanto, los socios y los asociados sénior los que más tirón tengan los próximos meses.

Bao augura que los grandes despachos españoles se centrarán en políticas internas en las que se dé paso a asociados a puestos de socio, mientras que para los de tamaño medio será un mal momento. “Cuando el mercado mejora y con ello las retribuciones, a estos despachos les cuesta llegar al nivel en el que se mueven las grandes firmas”, apunta el headhunter.

Aumenta la demanda de abogados ‘in house’

Las empresas adelantaron a los bufetes a la hora de volver a aumentar sus plantillas en lo que se refiere a las asesorías jurídicas. Esto les permitió que, durante todo 2014, los principales fichajes se dieran en el lado corporativo, aunque ahora parece que muchos de esos profesionales ven con buenos ojos los despachos después de haber probado como abogados in house. No obstante, Silvia Pérez-Navarro, socia directora de Iterlegis, confirma que sigue habiendo una gran demanda por parte de las grandes y medianas empresas para reforzar sus asesorías. Estas compañías buscan, sobre todo, directores de esta área que sean capaces de asumir grandes responsabilidades. Como suele ocurrir entre los abogados que trabajan en empresas, la tendencia se mantiene en un conocimiento más generalista, en el que las áreas de mercantil, laboral y contratación, tanto pública como privada, no pueden fallar. Sin embargo, a estos requisitos se le añade en los últimos meses el de tener formación y, sobre todo, experiencia en compliances para reducir el riesgo de cometer delitos a través de estos programas de cumplimiento normativo.

Leer noticia